lunes, 6 de septiembre de 2010

Taller de Cocina en J. V. González

El día 14 de julio se desarrollo el primer taller de cocina y planificación para la feria Quebrachal que se realizará en noviembre 2010.


Del taller participaron productoras de paraje La Albahaca y Santa Elena y se realizó en la escuela primaria el Algarrobal, el director de dicha institución nos cedió las instalaciones para distintas actividades, si bien estaba programado de 9 a 15hs, la jornada se extendió hasta las 18,30hs; lo cual rescatamos mucho, teniendo en cuenta que muchas veces ante cualquier reunión, las mujeres están apresuradas por regresar a sus casas, por lo chicos y variadas tareas que deben efectuar en el hogar, lo cual en el transcurso de este taller no estuvo presente, fue más bien consolidado como un espacio integrador, del cual como técnicas (Elvira – María) propiciamos, pero las mujeres terminaron apropiándose del mismo.

Durante toda la jornada, cocinamos, tamales, niños envueltos y carbonada, las comidas se cocinaron un poco a leña y otro poco en la cocina de la escuela, tomamos mate, almorzamos, merendamos, en fin fue una linda jornada donde pude conocer más a fondo a las chicas y lograr entender algunas actitudes y relaciones que existen entre familias de los parajes.

Mientras esperábamos que se cocinara la carbonada, Elvira, ante la consulta de las chicas por como armar los comederos para los pollitos, muy chiquitos, buscamos materiales en la escuela y les enseñó a hacerlos con una caja y una botella.

En la etapa de planificación de la feria que se fue dando mientras se cocinaba o tomaba mate, ellas manifestaron su idea de cómo veían la feria, a partir de las veces que participaron, Selva Maldonado quien participo de muchas ferias, en relación a varias de las chicas que el año pasado lo hicieron por primera vez, ella veía la feria como una exposición de lo que ellos llevaban, nunca la vio como un espacio para vender lo que produce, aunque el año pasado vendió todo lo que hizo, lo mismo opinaba Mirta Garnica, en cambio Silvina Díaz que participo por primera vez el año pasado, y llevo masas dulces nos decía que ella si veía la feria para vender y que quizás se podía vender otras cosas como comidas, y así surgieron varios comentarios, luego consultando que les gustaría a ellas llevar para la feria, todas dijeron dulces, porque hacen dulce de leche, dulce de cayote y lo que pidieron es que nos juntemos nuevamente para que hagamos dulce de anco, que por este tiempo hay mucho en la zona, Elvira de Pro-Huerta, propuso brindar un taller de bromatología para la elaboración de dulces y de esta manera hacer dulces para la feria, esto también no llevaría a trabajar la presentación de los productos.

Si bien el objetivo del taller fue trabajar para la organización de la feria, sin darnos cuenta, pasamos toda la jornada trabajando solo mujeres, se logro crear ese espacio que estábamos necesitando para poder charlar distintos temas, sin lugar a dudas fue el primer paso positivo para un trabajo de género en la zona, además de trabajar lo propuesto hubo sonrisas, degustación y muchas ganas de trabajar, transcurrió la jornada compartiendo saberes donde fueron ellas las protagonistas.

María I. Tolaba

¿Te gustó?

0 comentarios:

Publicar un comentario