viernes, 4 de septiembre de 2015

Entrenamientos laborales en Salta, "Una herramienta de inclusión"

 

En el transcurso de las semanas pasadas se dieron inicio el ciclo de capacitaciones de los entrenamientos laborales orientado a personas desocupadas, jóvenes y adultos con diversas iniciativas que venían participando en el programa Prohuerta a través de distintas actividades de autoproducción de alimentos, implementación  de huertas, granjas, elaboración de dulces, ferias locales, programas radiales y otras acciones complementarias.

Los entrenamientos en cada punto de la provincia van tornándose una realidad en la medida de que los mismos participan en espacios de articulación, consenso, reconocimiento mutuo y donde cada uno pone lo mejor de si para cumplir con los objetivos.

En el grupo de H. Irigoyen se analizaron las ventajas de una alimentación sana., la necesidad de producir alimentos. Se acordaron los días martes de cada semana para las clases teóricas a partir de las 14,00 hs. Y las practicas los días jueves. Se designo un responsable de la asistencia. El personal de caritas se comprometió a convocar para que vecinos participen y aprovechen esas instancias de entrenamientos aunque no tengan la beca. Se tomaron nota de los medios radiales locales para interesar a ellos para la difusión de los talleres.

Se acordó dar forma a las huertas demostrativas alentadas por los agentes sanitarios en distintos puntos de la ciudad, aprovechando el advenimiento de las semillas de temporada.

Cada participante también se comprometió a poner en funcionamiento la huerta del lugar donde se hacen las capacitaciones y entusiasmar al hospital a que tenga una huerta propia, y empezar a preparar el terreno familiar para iniciar la huerta orgánica.




 
En Orán, en la comunidad de Iguopeigenda se hicieron también las primeras actividades del entrenamiento laboral del aprovechamiento del bambu, entre los principales acuerdos de los participantes, fue designar una persona para la asistencia, otra para que coordine a los capacitadores, y otra como tesorera para administrar el fondo común para la compra de las herramientas y los insumos.
Fue muy valioso contar con el relato de las mujeres del proyecto de dulces, y desde las propias experiencias del entrenamiento laboral ya iniciado, para tomar en cuenta los aprendizajes, los aciertos, los errores, etc. Dentro del nuevo grupo que se inicio.
Se acordaron los talleres teóricos los días sábados a partir de las 8 de la mañana. Y los viernes para la parte practica.
 
 
 




¿Te gustó?

0 comentarios:

Publicar un comentario