martes, 3 de agosto de 2010

20 Años, Compañeros!!!

Estimados compañeros y compañeras de Pro-Huerta:

En este día tan especial en el que cumplimos 20 años quiero llegar personalmente a todos ustedes, los "técnicos" que sostienen y amplían todos los días esta historia del Pro-Huerta. Me siento un privilegiado por el hecho de coordinar un Programa tan importante, por haber conocido (a unos más que otros, somos muchos por suerte) y apreciado la labor y el compromiso de todos ustedes. Estoy convencido que desde la labor que nos toca realizar a cada uno, damos un "sentido" a nuestras vidas que las hacen más plenas. Somos parte de una hermosa y auténtica red de solidaridad que nos posibilita compartir un proyecto de sociedad con inclusión y con una calidad de vida superior para todos. Una red que da testimonio y ejemplos de que es posible tratar mejor a nuestra naturaleza, iluminando un camino para empezar a cambiar las formas predominantes de producir, de distribuir y de consumir, mostrando así que hay alternativas, que podemos vivir en armonía con nuestro medio ambiente y en una sociedad más justa, con mejores valores.


Todo este orgullo que compartimos por ser parte del Pro-Huerta a veces se ve empañado por la falta de reconocimiento o de valorización de lo que hacemos. Bueno, supongo que de esto ya están acostumbrados y saben que es parte constitutiva de nuestra tarea; por suerte esto está más que compensado por los muchos más que (adentro y afuera de nuestra institución) si reconocen y aprecian la labor que ustedes desarrollan todos los días, particularmente nuestros promotores y huerteros y todos nuestros socios de esta inmensa red solidaria que se articula alrededor del Pro-Huerta.

También quiero reflexionar respecto a lo que tenemos en estos 20 años y a lo que nos falta ó podría hacerse. En este sentido creo que el sendero de trabajo en el que estamos insertos no tiene límites, podemos avanzar en cada localidad y en los niveles más globales todo lo que nuestra imaginación, nuestro empeño y nuestras capacidades lo permitan. Cuando analizamos los logros vemos que están muy buenos, también nos pasa que muchos de ellos nos cuestan medirlos y mostrarlos, pero sabemos que están cuando conversamos con los huerteros y promotores, cuando visitamos los emprendimientos ó cuando sintetizamos las cifras que muestran la llegada del programa. Sin embargo también a veces me da cierta sensación de impotencia por no lograr avanzar más sobre el inmenso potencial de crecimiento que aún tenemos, en familias que podrían incluirse, en organizaciones que podrían sumarse, en huertas que tengan mejor calidad, en Ferias que podrían ampliarse, en acciones y proyectos que posibiliten el acceso a la tierra y al agua, en legislaciones que podrían acompañarnos mejor, en Municipios que asuman la agricultura urbana como parte de sus políticas para lograr ciudades y pueblos más armónicos, en alianzas para seguir sumando recursos humanos para ampliar nuestra capacidad de acción, en una mejor integración y acompañamiento de nuestra institución, etc. etc. En fin, esto quiere decir que no tenemos espacio para "achancharnos", por el contrario, que tenemos mucho espacio para el desarrollo de nuestra imaginación, nuestras energías y nuestras capacidades. Me parece que esto está bueno, esto nos permite recrear permanentemente las utopías y el entusiasmo, y así vivir más plenos.

Bueno, me parece que por hoy basta de filosofía, es hora de celebración y de festejo. Espero que todos pasen un lindo día. Que la mayoría podamos encontrarnos el 13 de septiembre en Santiago. En la medida de sus posibilidades me gustaría que hagan llegar también este mensaje ó el espíritu del mismo a todos los promotores y promotoras con los que ustedes trabajan y que le caben los mismos términos de esta reflexión.

Les mando un fuerte abrazo.

Roberto Cittadini

¿Te gustó?

0 comentarios:

Publicar un comentario